El camino ha sido variado, con baches y con rachas de buena suerte. Después de escalar a cimas de dificultades, de encontrar a hadas y duendes que han colocado sus manos en nuestras espaldas y han empujado fuerte con nosotros, después de solucionar, solucionar y solucionar, ya hemos llegado a destino: Elaborar las primeras remesas de las cervezas artesanas de Forastera en Alaró, a los pies de la Tramontana. El nuevo hogar de Forastera.

Cocinando cerveza mientras este pequeño paraiso de Alaró está sumergido en sus fiestas de San Roc, entre danzas de demonios extraños, niños coloreando el asfalto, jazz de media noche,… Las mejores vibraciones aliñadas con el aire fresco de la montaña para que salgan a jugar las maltas y los lúpulos.

Pronto os invitaremos a venir y probarlas. En cuanto llenemos la bodega de nuestro “vini corruptus” con las lager rubia y tostada, las ipa de trigo y centeno, nuestra Mallorca Pale Ale,… abriremos las puertas de la nueva fábrica artesana de tu cerveza Forastera con más espacio que nunca para hacer más y más cerveza. ¡Pronto!